El seguro de decesos y las elecciones del 23-J

Seguro de decesos Asistencia en Viaje

A raíz de los últimos acontecimientos políticos en España, el resultado de las elecciones municipales y autonómicas ha provocado un sorpresivo adelanto de las elecciones nacionales -previstas para diciembre de este año- a julio, día 23, domingo, bautizado ya como 23-J (por eso de darle más épica).

Además del debate político que suscita el adelanto, en casi todos los medios de comunicación ha surgido otro debate: dada la fecha de celebración de las elecciones -en pleno período vacacional de la mayoría de españoles-, y dada la fecha de convocatoria, un 29 de mayo, a dos meses vista -cuando la mayoría ya tenemos previstas y cerradas las vacaciones-: ¿qué pasa si me designan para una mesa electoral este 23-J?

Motivos que justifican no participar de una mesa electoral 

La ley electoral contempla varios motivos para justificar el negarse a formar parte de una mesa electoral cuando se ha sido designado. Los motivos podemos agruparlos en:

-Situación personal: ser mayor de 65 años, tener discapacidad, estar en una situación de incapacidad laboral temporal o permanente, estar en una gestación superior a 6 meses etc.

-Responsabilidades familiares: ser madre en período de lactancia, estar al cargo de menores de 8 años o de personas con discapacidad etc.

-Responsabilidades profesionales: por ejemplo, pertenecer a grupos profesionales de servicios esenciales.

En ningún caso se justifican “las vacaciones” como un motivo para ausentarse del deber, y ausentarse sin justificación es motivo de sanción grave; por lo que, si la jornada electoral nos pilla de vacaciones en la casa del pueblo o de la playa, no nos quedará otra que volvernos.

Pero, ¿y qué ocurre si mis vacaciones son con reserva y ya están pagadas?

En este sentido, la ley electoral esboza una posible salida:

la concurrencia el día de la elección de eventos familiares de especial relevancia, que resulten inaplazables o en los que el aplazamiento provoque perjuicios económicos importantes, siempre que el interesado sea el protagonista o guarde con éste una relación de parentesco hasta el segundo grado de consanguinidad.

Sin embargo, los expertos no consideran esto como algo concluyente, y remiten a la Junta Electoral de Zona, que es quien tendrá la última palabra y ante la que tendremos que alegar nuestra situación, y en ningún caso está contemplado, de momento, el que se nos fueran a indemnizar esos gastos.

 

Gastos de anulación de viaje no iniciado 

Así que ante la incertidumbre de qué pasará con el dinero de nuestras vacaciones si nos llegara a tocar la suerte (opine cada cual si buena o mala) de tener que formar parte de una mesa electoral este 23-J, el seguro de decesos de Almudena Seguros, dentro de su Asistencia en Viaje, garantiza el reembolso -hasta el límite de 600€- de los gastos de anulación de viaje no iniciado siempre y cuando el motivo de la cancelación de este viaje fuera un “deber público de inexcusable cumplimiento”.

Authored by: SuperAdminTotal