Consejos para comprar alimentos frescos

En este blog ya habíamos dedicado un artículo a la “buena compra”, ese saber doméstico en claro peligro de extinción. Aquella vez clasificamos el tipo de establecimiento donde comprar nos iba a salir más barato en función de cada producto, ahora nos proponemos compartir una serie de consejos para aprender a comprar alimentos frescos de buena calidad.

Sobre todo entre las generaciones más jóvenes, no tan acostumbradas a hacer vida y rutina de mercado tradicional, comprar alimentos no envasados y perecederos es un campo totalmente ignoto, y suele resultar frustrante querer darse el capricho de un atracón de cerezas y que, al llegar a casa, esas cerezas púrpuras, rojizas y brillantes, resulten más insípidas que la propia bandeja donde vienen envasadas.

A continuación, indicaremos una serie de parámetros que nos ayuden a determinar la “frescura” y calidad de los productos.

Consejos para comprar alimentos frescos

Consejos para comprar fruta fresca

Por lo general, debemos observar que no estén golpeadas y que no presenten un olor fermentado y que más o menos presenten cierta homogeneidad y naturalidad en su piel y en su coloración. Vamos a comentar algunos ejemplos con algunas frutas en concreto.

  • Piña: La clave para elegir una buena piña es, primero, acercar la nariz: si de la piña emana un olor penetrante, la piña estará en su punto. Otros dos elementos que debemos observar son, por un lado, las hojas de la piña, que debieran resultar fáciles de desprender o arrancar, y el color de la piña, que debiera tener un tono anaranjado. Si las hojas de la piña son verdes y vitales, y el color de la pieza es muy amarillo, la piña no será una buena piña.

  • Cítricos: Naranjas, mandarinas etc. Entre piezas del mismo tamaño, las que tengan más peso serás las que resulten más jugosas. Otro aspecto que nos dará pistas sobre la calidad del cítrico es su piel: debemos evitar las que tengan cáscaras que presenten una coloración pálida, no uniforme, o demasiado gruesa o rugosa.

  • Aguacate: El pedigrí de un buen aguacate debemos buscarlo en el agujero donde se engancha a la rama, si éste es de color marrón, el aguacate estará pasado, si es de color verde, el aguacate no está madurado todavía, solo el color amarillo nos indicará un aguacate en su punto justo para su consumo.

  • Sandía: Seguro que todos hemos visto coger, palpar, golpear y escuchar una sandía, lo que se busca escuchar al golpearla es que no suene hueca, sino que se produzca un sonido sordo. Otra pista que nos va a hablar de la dulzura de la sandía es que en la parte decolorada que toda sandía tiene, predominen los tonos parduzcos, color tierra, y no los verdes intensos.

Consejos para comprar verduras y hortalizas frescas

Con las verduras y hortalizas la clave está en que estén tersas y brillantes y con un color uniforme. Vamos a ver algunos ejemplos.

  • Con la lechuga, el repollo, la coliflor o el brócoli, debemos asegurarnos de que estén comprimidos, es decir, que al presionarlos sus estructuras no cedan y se muestren compactas.

  • Pimientos: Algo que pocos sabemos sobre los pimientos es que existen dos clases: pimientos hembra, se les identifica porque presentan cuatro bulos donde el tallo, y pimientos macho, con tres bultos en lugar de cuatro. Los pimientos hembra tienen muchas más semillas pero tienen un sabor más dulce para comerlos crudos, los machos, sin embargo, están más indicados para cocinar.

  • Tubérculos: Debemos fijarnos sobre todo en que no tengan brotes ni manchas.

  • Pepinos y berenjenas: Los más frescos serán los que al tacto no se presenten ni muy duros ni muy blandos. Tanto pepinos como berenjenas, cuanto más grandes, más semillas tendrán y, por tanto, más amargos resultarán.

Consejos para comprar pescado fresco

El olor a pescado pasado no tiene pérdida, pero hay otros factores previos más sutiles que nos ayudarán a determinar mejor la frescura del pescado, por ejemplo:

  • La piel debe estar perfectamente adherida a la carne, tener un reflejo metálico y sentirse más o menos elástica.

  • Si al pasar la mano sobre el pescado, notamos que se desprenden las escamas, el pescado no estará fresco.

  • Si notamos cierta nebulosa en los ojos del pescado, así como que los ojos están hundidos, el pescado estará pasado.

  • Otro elemento a observar serán las branquias, que siempre deben presentar un aspecto rosado y húmedo.

Consejos para comprar carne y huevos

  • Huevos: Para determinar la frescura de un huevo existe un experimento muy sencillo, solo hay que sumergir el huevo en un recipiente con agua, si el huevo cae al fondo del recipiente en perpendicular al mismo, se tratará de un huevo fresco, si queda inclinado hacia arriba, o totalmente flotado, ese huevo no es apto para el consumo.
  • Carne: Hay que evitar la carne que presente manchas o decoloraciones o que emanen juguillo o sangre.

Authored by: SuperAdminTotal