¿Alquilar o comprar?

¿Es mejor alquilar una vivienda, o comprarla? Esta pregunta es quizá la pregunta financiera con mayor trascendencia para cualquier español medio. Si bien después de la burbuja inmobiliaria, la concepción de la propiedad en España se inclinó hacia el alquiler, a día de hoy, según un reciente estudio inmobiliario, esa tendencia se ha frenado y volvemos a esa antigua percepción de que alquilar es tirar el dinero, tal y como muestra los siguientes dos indicadores de opinión:

Un 54% de los españoles cree que comprar es mejor opción que alquilar

Un 47% de españoles cree que la mejor herencia que se puede dejar es una vivienda

El mercado inmobiliario en España en 2018

Y es que lo más relevante en el sector inmobiliario a estas alturas de 2018 es el gran descenso que ha experimentado el mercado del alquiler.

La demanda de alquiler baja un 36%.

Un 14% demandó el alquiler de una vivienda en 2017 frente a solo un 9% en 2018.

Este descenso del porcentaje de participación en la demanda de alquiler se observa sobre todo en dos sectores de población muy concretos, los jóvenes entre 18-24 años y los jóvenes entre 25-34 años, en los que se produce el mayor descenso:

En 2017 casi un 30% de la población joven demandaba un alquiler y en 2018 no llega al 20%.

Y ello pese a las ayudas al alquiler que ofrecía el último Plan de Vivienda Estatal que comentamos en este mismo blog.

¿Qué hay tras el descenso de la demanda de alquiler?

El principal dato en este sentido es una subida en torno al 9% del precio medio del alquiler al cerrar 2017. En ello, muchos expertos señalan la mayor presencia de inversores no particulares (sobre todo en el centro de las grandes ciudades y en las zonas costeras) en el mercado del alquiler, lo cual favorece la especulación o el destinar las viviendas a alquileres turísticos.

La presencia de propietarios particulares en el mercado del alquiler bajó de un 28% en 2017 a un 23% en 2018.

¿Alquilar o comprar? ¿Cuál es la mejor opción?

Con lo visto, sobre todo en la población joven, que es la que marcará el rumbo del mercado inmobiliario en el futuro, parece que España seguirá siendo país de propietarios, de hecho, ese sector de población que comentábamos entre los 25-34 años es el que mayor aumento ha experimentado en el mercado de la compraventa inmobiliaria, pasando de un 6% a un 9% de participación.

Ahora bien, ¿es cierto que alquilar es tirar el dinero?, ¿comprar una vivienda es la mejor inversión inmobiliaria? No hay una respuesta única ni válida para todos, pero sí podemos esgrimir algunos argumentos técnicos que nos ayuden a decidir o a cotejar las ventajas y desventajas de sendas opciones.

Antes de empezar, conviene enfocar bien la cuestión, y no dejarnos llevar por planteamientos maniqueos: ni comprar ni alquilar son opciones necesariamente buenas o malas (dependerá del mercado, de las necesidades personales, del tipo de inmueble etc.), y comparar el pago de un alquiler con el de una hipoteca solo tendría sentido si esa hipoteca es a plazo fijo, ya que las fluctuaciones del Euribor podrían variar sustancialmente nuestra hipoteca.

Ventajas y desventajas de comprar un inmueble

Ventajas de comprar un inmueble

Inversión de futuro. Sobre todo de cara a que, en la mayoría de los casos, la casa estará pagada antes de que nos jubilemos, por lo que en el futuro, cuando nuestro poder adquisitivo se vea reducido a depender de una pensión, nuestra casa estará pagada y no tendremos que hacer frente al desembolso de un alquiler.

Revalorización. En teoría, nuestra vivienda se revalorizará, si bien no ha de ser una ventaja a tener muy en cuenta ya que ello, en la práctica, no es cien por cien seguro.

Desventajas de comprar un inmueble

Desembolso inicial.El mayor inconveniente a la hora de comprar una vivienda es el gran desembolso inicial que supone, ya que, aun concertando una hipoteca, la concesión de ésta dependerá de que contemos ya con un amplio colchón económico pues por regla general la hipoteca solo sufragará un 80% del valor del inmueble, sin contar con el pago de impuestos de compraventa etc..

Gastos fijos. Por otro lado, al pago mensual de una hipoteca, hay que sumar otros gastos de mantenimiento de la vivienda que un alquilado no tiene que afrontar: gastos de comunidad, tasas municipales, IBI, seguros de hogar que cubran el continente etc.

Ventajas y desventajas de alquilar un inmueble

Ventajas de alquilar un inmueble

Flexibilidad. Es obvio que la mayor ventaja del alquiler es la flexibilidad: vivimos donde queremos, nos mudamos cuando queramos (siempre dentro de nuestras posibilidades y en el marco legal del contrato de arrendamiento) , no es necesario un desembolso económico inicial grande etc.-Flexibilidad. Es obvio que la mayor ventaja del alquiler es la flexibilidad: vivimos donde queremos, nos mudamos cuando queramos (siempre dentro de nuestras posibilidades y en el marco legal del contrato de arrendamiento) , no es necesario un desembolso económico inicial grande etc.

Ventajas fiscales.Para el alquiler, los planes estatales de vivienda contemplan mayores ventajas y ayudas que para la compra.

Desventajas de alquilar un inmueble

Flexibilidad. Su principal ventaja es su principal desventaja: esa flexibilidad que quizá valoremos a edades más tempranas, con el paso del tiempo se pueda ir volviendo, tanto emocional como económicamente, una desventaja, como apuntábamos al principio.

Authored by: SuperAdminTotal