Un sábado de ocio en el Club Almudena

Un sábado de ocio en el Club Almudena

Después de una dura semana de colegios y trabajos, rutinas y despertadores, reuniones y deberes, la familia… llamémosla familia Pérez, pues podría tratarse de cualquier familia española, se prepara para disfrutar de un estupendo sábado de compras y ocio.

El matrimonio Pérez se levantó temprano y después del aseo matutino, mientras sus hijos seguían dormitando en el cuarto, se repartieron las tareas domésticas.

Uno se ocupó de hacer la compra de la semana siguiente por Internet mientras el otro bajó a dar una vuelta al perro, que también se llamaba Pérez, pues bien podría tratarse del perro de cualquier familia española.

Frente al ordenador, uno de los esposos tecleó la lista de la compra: carne, naranjas, verduras, papel higiénico, productos de limpieza y algunos congelados. La suma total llegó a los 100 euros.

Durante el paseo canino, el otro de los Pérez decidió tener un detalle para con su cónyuge y el resto de los miembros: compraría el desayuno y lo subiría a casa. En casa se pirraban por los donuts y el té. La suma total de donuts recién hechos y té llegó a los 15 euros.

descuentosCompras

Durante el desayuno se plantearon cómo iban a pasar aquel sábado en familia. Evidentemente, un sábado de ocio estaba prohibido cocinar en casa, así que se acercarían a ese restaurante de comida americana al que el pequeño de los Pérez llevaba días dando la “monserga” con ir. Además, luego tendrían que acercarse al centro comercial a comprarle a su hijo mayor el videojuego que le habían prometido por haberse esforzado durante el trimestre. Así dijeron y así lo hicieron. La cuenta del restaurante de las sabrosas costillas ascendió a los 65 euros, y el videojuego a 45 euros, lo que sumado a los 115 euros de la mañana, hacían un total de 225 euros.

ocioFamilia

A pesar de la suma, en esta historia la familia Pérez había decidido tirar la casa por la ventana en aquel sábado, y en lugar de regresar a casa y sentarse frente al televisor durante el resto de la tarde, optaron por ir al cine, a ver esa película de la que todos sus conocidos hablaban. Tan concurridas estaban las sesiones, que hasta las 19:00 no encontraron sala libre, y aunque este retraso les demoraba un poco la tarde, lo que no se retrasó en llegar fue el pagar las 4 entradas por anticipado, por las que la familia Pérez tendría que desembolsar un total de 35,80 euros.

Ahora la familia Pérez se enfrentó a una duda, ¿qué hacer hasta las 19:00? En este punto la familia Pérez se dividió, uno de los esposos se fue con el hijo mayor a lavar el coche -el perro Pérez lo llenaba siempre de pelos- y el otro se quedó por el centro comercial a dar una vuelta con el pequeño, pensando en aprovechar el momento para comprarle el perfume que tanto le gustaba a la Abuela Pérez, ya que dentro de poco cumpliría años. Los 54,40 euros en el lavado del coche, más los 25 euros del perfume, se sumaron a la factura del sábado.

descuentosFamilias

Sobre la película, como ocurre en cualquier familia, cada uno de los miembros de la familia Pérez tuvo una opinión diferente: para unos la película cumplía con creces las expectativas generadas, para otros, la película estaba demasiado sobrevalorada y era demasiado larga… ¡más de 2 horas! El reloj daba las 21:30 y la familia Pérez decidió ir a terminar el debate dando un paseo por el parque con el perro Pérez a la que se comían cuatro de sus helados favoritos. El paseo fue gratis pero los helados pusieron la guinda sobre la factura del día sumando 4 euros.

descuentosFamiliasNumerosas

Sin embargo, aunque la familia Pérez bien podría ser cualquier familia española, la familia Pérez era diferente al resto de familias españolas porque tenía contratado un seguro de Protección Familiar Almudena, que les convertía en miembros del Club Almudena, gracias al cual tenían acceso libre y gratuito a descuentos y ofertas exclusivas negociados con más de 300 marcas del mercado, con lo que su factura de aquel sábado de ocio de 344,20 euros se redujo hasta los 261,75 euros.

ahorroCompras

Y colorín colorado, la familia Pérez, con los 82,45 euros que se había ahorrado en su sábado de ocio gracias al Club Almudena, pagó más de la mitad de la cuota anual de su seguro de Protección Familiar Decesos.

Authored by: SuperAdminTotal