Pesticidas en los alimentos

Pesticidas en los alimentos

Hace unas semanas, la lista “The Dirty Dozen” (que podríamos traducir como la Docena Manchada), elaborada por el grupo ecologista estadounidense EWG, puso en el punto de mira la ingente cantidad de pesticidas que ingerimos al alimentarnos.

Los titulares extrapolados de esta lista de los doce alimentos más “contaminados” hicieron saltar la alarma de la opinión pública:

Más del 70% de los productos alimentarios que se venden contienen restos de pesticidas.

Se encontraron muestras de más de 225 clases de pesticidas

En una sola muestra de fresa, se localizaron más de 22 clases residuales de pesticidas

Los 12 alimentos con más pesticidas

La lista recogía los siguientes alimentos, en orden de mayor a menor nivel de “pesticidad”:

  • Fresas

  • Espinacas

  • Kale

  • Nectarinas

  • Manzanas

  • Uvas

  • Melocotones

  • Cerezas

  • Peras

  • Tomates

  • Apio

  • Patatas

  • Guindillas

Los pesticidas: ¿un riesgo para la protección familiar?

Pese a que, como decimos, la lista y el artículo resultan alarmantes cuantitativamente, cualitativamente conviene señalar que, tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea, existen un seguimiento y estudio continuos del uso de pesticidas; de hecho, se siguen retirando muchos del mercado, y en la mayoría de casos, no solo porque afecten a la salud humana, también, aunque sean “benignos” para el humano, por su impacto medioambiental.

Es más, se ha hecho famosa en estos días la comparativa referente a la toxicidad de los pesticidas aprobados por la UE con la toxicidad de algunos de nuestros alimentos cotidianos, así, por ejemplo, la vainilla, la cafeína, las aspirinas, o la capsaicina (sustancia con al que se elaboran las salsas picantes) son hasta en un 97% menos tóxicos que los pesticidas empleados en el sector alimentario.

Consejos para eliminar los pesticidas de los alimentos

Evidentemente, aunque la alarma no sea tan estridente a nivel cualitativo, no está de más aplicar ciertas medidas de higiene antes de consumir estos alimentos, ya que si los lavábamos bien podemos llegar a eliminar hasta el 70% de los residuos de pesticidas que portan.

  • Lavarlos bien no pasa por enjuagarlos bajo el grifo o centrifugarlos con la mano en un recipiente lleno de agua, ya que la mayoría de pesticidas son liposolubles, es decir, son resistentes al agua.

  • Otro método que se suele emplear y que no es tampoco recomendable pues estaríamos cambiando un problema por otro, sería lavar los alimentos con una gotita de lejía (apta para el uso alimentario) diluida en un recipiente con agua.

  • Si lo que queremos es eliminar lo más efectivamente posible los pesticidas de los alimentos, un buen remedio consiste en cepillarlos (un cepillo de dientes valdría al uso) bajo el grifo del agua, de esta manera conseguimos arrancar el pesticida adherido a la capa de la fruta u hortaliza.

  • Otro remedio para eliminar los pesticidas de los alimentos sería lavarlos en un recipiente con agua, pero habiendo diluido previamente en ese agua una pizca de bicarbonato, de limón o de vinagre
Authored by: SuperAdminTotal